Los 3 tipos de vinos responsables.

En los últimos años hemos notado como nuestra manera de consumo tradicional afecta directamente el medio ambiente y a nuestra salud, lo que nos obliga a consumir responsablemente, es por esto que hoy hablaremos de los 3 tipos de vinos responsables, especialmente el vino orgánico o biológico.

Este artículo formará parte del ciclo “Vinos Responsables” constituido por 3 artículos, donde trataremos de entender y descifrar en que es un vino responsable.

No existe una definición clara de vino responsable. Se podría decir, que un vino responsable es aquel que respeta el medio ambiente, los productores y el consumidor.

Antes de continuar, estoy convencido de que para comprender y entender de vinos es importante ser curioso y mente abierta para exponerse y disfrutar de nuevas experiencias. Por eso siempre recomiendo catar la mayor cantidad de vinos posibles.

En otras palabras, mi recomendación es la de evitar de convertirnos en ese tipo de catadores que solo catan y disfrutan de vinos responsables. Eso limitaría en gran medida el desarrollo de nuevas aptitudes y conocimientos relacionados con el vino.

El mundo del vino nos ofrece tantas cosas, nuevas experiencias y nuevos vinos para probar, ¿por qué limitarse?

El Objetivo es forjar un punto de vista claro y crear nuestras propias ideas y opiniones de los vinos responsables.

No siempre los vinos elaborados de manera responsables poseen una etiqueta o una certificación y tenerlas no quiere decir que el vino sea de calidad.

El Origen de los 3 tipos de vinos responsables.

Se comienza hablar de La Agricultura Biológica en los años 20, específicamente en el estudio “Fundamentos Espirituales para Renovar la Agricultura” de Rudolf Stainer considerado el padre de la Biodinámica, tema que hablaremos en el próximo articulo.

Otros estudios fueron realizados en Gran Bretaña y en Suiza más enfocados en la agricultura orgánica o biológica.

Estos estudios muestran la importancia de respetar la tierra al momento de cultivarla, de respetar los animales al momento de alimentarlos y sobre todo a las personas que trabajan la tierra.

Todos estos estudios cobran importancia después de la 2.ª guerra mundial cuando el exceso de producción es aplicado a la agricultura. El objetivo no es tener solo 1 cosecha por año, el objetivo se traduce en producir el doble lo que implica la utilización de adictivos químicos y abonos que cansan la tierra y que enferman a los campesinos.

¿Qué es un Vino Orgánico o Biológico?

El vino orgánico o biológico están es todas partes, lo puedes comprar en: supermercados, bares de vinos y restaurantes.

No es una moda. El Vino Orgánico llegó para quedarse y formar parte de nuestras vidas.

¿Tú sabes que es un vino Orgánico?

Hay que saber es que los cultivadores de uvas en Europa comenzaron a cultivar uvas biológicas en los años 50.

Se puede decir entonces que no existen los vinos orgánicos o biológicos, lo que existe son las uvas cultivadas de manera orgánica.

Las uvas son producidas respetando el suelo, sin la utilización de productos químicos como pesticidas y abonos.

Los agricultores dejan crecer hiervas en la viña lo que ayuda a la biodiversidad y a proteger el suelo. Se da vital importancia a la utilización del “compost” y la utilización máquinas al momento de la vendimia está prohibida.

Los productos utilizados para controlar las enfermedades de las plantas son: el cobre y el sulfato, en una preparación llamada “Caldo Bórdeles”.

Con estas medidas las uvas son más sanas y los campesinos también, ya que no están en contacto permanente con productos químicos que generan enfermedades crónicas.

La contradicción del vino producido con uvas orgánicas es que se presta una gran atención a la uva dejando de lado la vinificación.

Fue en el 2012 que el proceso de vinificación fue objeto de un estudio y de certificación.

En Europa, a vinificación orgánica debe respetar algunas normas, como por ejemplo la no utilización de levaduras externas, y la limitación de la utilización del sulfito.

Hay que saber que este modo de vinificación no es él más óptimo, nada más lejos de la realidad, actualmente la liste de productos utilizados para a vinificación bío es extensa y los mismos están lejos de ser los más adaptados a la consumación del hombre.

¿Los vinos responsables, especialmente el vino orgánico tiene un gusto diferente?

Para nada, el gusto es el mismo que un vino convencional, la gran diferencia es que estos vinos están asociados a procesos más limpios y respetuosos del medio ambiente.

Claramente un vino biológico es más sano que un vino convencional, pero se puede hacer más aún. El esfuerzo debe concentrarse el proceso de vinificación, como se hace en la elaboración de vinos biodinámicos o naturales, de los que hablaremos en los próximos artículos.

Certificado de los 3 tipos de vinos responsables
Logo de certificados de agricultura biológica Europa y Francia.

Desde ahora los invito, a tratar de catar y de cambiar un poco nuestra manera de beber vinos.

Los vinos biológicos son de gran calidad (casi siempre), estos vinos están certificados y fáciles de identificar.

Recuerden una buena botella de vino se disfruta mejor entre amigos.

À votre santé

by:LB

Comparte en tus redes

4 réponses

    1. De nada , gracias a ti por escribir.

      Si tienen interés de conocer algunos otras cepages, te invito a visitar mi blog, conseguirás la descripción de algunos otros cepages.

Laisser un commentaire