¿Qué es el vino de hielo?

El artículo de hoy está integralmente dedicado al « vino de hielo », si como lo escucharon vinos de hielo, Icewine o Eiswein. El vino de hielo es uno de los vinos más excepcionales y singulares que me ha tocado probar. Su elaboración es ruda y complicada, pero sus de sabores son intensos y de gran acidez. ¿Pero usted saben que es un vino de hielo?

Como de costumbre comenzamos por el inicio de todo. En este caso la historia no se centra en Francia, fue en Alemania al norte de la Baviera en 1792, que después de heladas muy tempranas los cultivadores y productores de vino se consiguieron con toda sus uvas congelas y se les ocurrió continuar con la fermentación. Es así como surgió de marea accidental el vino de hielo.

El vino de hielo se elabora con uvas naturalmente congeladas. ¿Esto como ocurre? Algunos vinos son elaborados con lo que se define como « vendimias tardías », esto quiero decir que las uvas son colectadas al final de la vendimia, cuando la uva está bien madura. El objetivo es de obtener más concentración de azúcar, solo que por cuestiones de geografía y clima algunas regiones pueden presentar heladas tempranas. Temperaturas que congelan la uva.

Entonces esta uva sobre madurada con poca concentración de agua y que debido al frío (-8) se congela, es decir, el agua presente en la uva se transforma en hielo, rompiendo la piel de la y uva, concentrando así el azúcar.

Ese mosto concentración en azúcar da origen a este vino raro y excepcional.

Como se elabora el vino de hielo

Siempre he tenido un gran respeto y admiración por las personas que cultivan la viña y elaboran el vino. Generalmente (siempre) son personas apasionadas y dedicadas que aman lo que hacen.

En el caso del vino de hielo, tengo que decir, que es sorprendente su elaboración.

La vendimia se lleva a acabo entre los meses de agosto a noviembre. Normalmente se realiza de madrugada a -8 grados. Solo traten de imaginarse eso: 5 de la mañana, menos 8 grados salir al campo a recoger uvas, las cuales ya están congelas. Es por esto que es tan costoso y su elaboración es limitada.

Luego se prensa la uva, los cristales de hielos se quedan en la prensa junto con la piel, lo único que se extrae es ese concentrado de azúcar el cual inicia su proceso de fermentación.

El exceso de azúcar hace que la fermentación sea lenta. Los vinos de hielo son bajos en alcohol de entre 5% y 10%, pero altos en azúcar residual de más de 200 gramos por litro. Si lo comparamos con los vinos licorosos estos no tienen más de 120 g de azúcar residual.

¿Qué es el vino de hielo?
Viña congelada

Uvas de vino de hielo

Las uvas más utilizadas para la elaboración del vino de hielo son: Riesling y Gewürztraminer.

Pero podemos conseguir otras uvas, principalmente blancas como: Vidal, Gruner Veltliner, Chardonnay, Chenin blanc, Pinot Blanc, Pinot Gris y Semillon.

También se pueden conseguir algunas uvas tintas como el Gamay.

Principales productores de vino de hielo

Históricamente Alemania es uno de los principales productores de este elixir, pero desde la década de los 70 Canadá es el principal productor.

También son elaborados en: Austria, Francia y Estados Unidos de Norte América y claro está en lugares donde los inviernos son rudos.

¿A que sabe el vino de hielo?

La gran particularidad del Icewine es su Intensidad de sabores a frutas y niveles altos ce acides.

El vino de hielo posee sabores de frutas tropicales (piña, mango) duraznos, albaricoque, miel, caramelo, nueces, claro esto dependiendo de la uva.

El secreto del vino de hielo es su equilibrio: vino con gran acidez y ligero debido a su bajo nivel de alcohol.

¿Con qué acompañar el vino de hielo?

¿Si me preguntas con qué acompañar un vino de hielo?

Yo les respondería: un vino de hielo no necesita ser acompañado. El vino de hielo se puede beber solo como postre.

El Icewine puede ser bebido en toda ocasión.

El pude acompañar un foie gras. Los postres de chocolate le van de maravilla.

Hay que servirlo entre 6 y 8 grados, es allí donde el revela todos sus aromas y su equilibrio entre azucarado y ácido.

En conclusión el vino de hiele es excepcional, único y delicioso.

Si ya has tenido la suerte de probar un vino de hielo, cuéntanos tu experiencia.

Si te gusto este artículo no dudes darle like y a compartirlo con tu familia y amigo, así el vino de hielo no tendrá ningún secreto para ellos.

Recuerda el vino se comparte y se consume con responsabilidad.

À votre santé

by:LB

Comparte en tus redes