Las 5 cosas que te harán amar el Pét-Nat.

Muchos de ustedes ya conocen mis gustos y los valores que este blog transmite. Saben que defiendo los vinos responsables y poco tradicionales, lo que me lleva hoy día a escribir sobre las 5 cosas que te harán amar el Pét-Nat. El espumante natural o « Pét-Nat » es un vino con años de historia, que está de moda en Europa y con mucho futuro en el nuevo mundo. Hablaremos de: ¿Qué es un Pét-Nat? ¿Cómo son? ¿Diferencias entre el Pét-Nat y el Champagne?, y ¿Como y cuándo beberlo?

Pét-Nat significa en francés « Pétillants naturelles », en español « Espumantes Naturales » o « Ligeramente Espumantes ». Son vinos que se aman o se detestan, estos vinos naturales te reconcilian con el origen de las cosas. En Argentina y Chile lo llaman el « vino de Hipster », y sin duda será la gran tendencia en el resto del mundo.

¿Que es un Pét-Nat?

Pét-Nat es un « Espumante Natural », un vino poco intervenido, elaborado bajo el « Método Ancestral ».

Opsss… Que no panda el cunico… perdón… Que no cunda el pánico…

Los vinos espumantes se elaboran bajo 2 grandes métodos, el método champanois, es con este método que se elabora el Champagne y el método ancestral, que se considera el origen de los vinos espumantes. Este método tiene más de 500 años.

El método ancestral consiste en que el mosto de la uva termina su fermentación directamente en la botella, es decir, la fermentación se inicia en grandes tonos, normalmente de acero. A causa del el frío la fermentación se paraliza, esto permite al productor transferir el vino en botellas, luego la temperatura regresa generando que la fermentación se active de nuevo en la botella.

Como la fermentación termina en la botella se genera gas carbónico, lo que da origen a las burbujas.

En otras palabras el Pét-Nat es un vino con una sola fermentación pero en 2 momentos diferentes y en 2 lugares diferentes.

Tanto en el viñedo como en la bodega no se utiliza ningún aditivo químico. Estos vinos naturales y responsables son elaborados por viticultores aventureros que buscan la verdadera expresión del terroir.

¿Cómo son los Pét-Nat o espumantes naturales?

Los puedes conseguir: tintos, blancos, rosados, semi-dulces, secos, buenos o malos, existe un sin fin de variedad de Pét-Nat.

En general los espumantes naturales son vinos a los que no se agrega ni sulfito ni azúcar como suele hacerse con el Champagne.

Son vinos más honestos sin pretensiones, que buscan conservar la pureza de la uva. Estos vinos no son filtrados lo que le otorga un color turbio.

Los Pét-Nat son vinos frescos, salvajes, emocionantes y divertidos. Una nueva generación de burbujas responsables y accesibles al bolsillo.

¿Cuál es la deferencia entre Champagne y Pét-Nat?

Entre las 5 cosas que te harán amar el Pét-Nat es su diferencia con el Champagne.

La principal diferencia radica en la fermentación, es decir, el Champagne fermenta 2 veces y para que la segunda fermentación tenga lugar se le agrega una mezcla de azúcar y levaduras.

Los Pét-Nat solo fermentan una vez, la fermentación se inicia en un tono y se termina en la botella, razón por la cual no es necesario agregar azúcar.

El Champagne cuenta con más presión lo que hace que las burbujas sean más presentes y elegantes.

Los espumantes naturales poseen menos presión lo que genera burbujas sutiles. Además cuentan con un volumen de alcohol más bajo.

Las botellas de Champagne están cerradas con esos corchos tan característicos del Champagne, difícil de no reconocerlo. Ahora bien los Pét-Nat están cerrados con chapas o capsulas como se hace con la cerveza. Esto quiere decir que los espumantes naturales no son vinos para conservar, son vinos para consumir jóvenes.

Las 5 cosas que te harán amar el Pét-Nat.
Cápsulas para cerrar botellas de Pét-Nat

Finalmente el Champagne se elabora exclusivamente en la región de Champagne mientras el Pét-Nat se puede elaborar en cualquier parte del mundo lo que lo hace más accesible.

¿Cómo y cuándo se puede beber un Pet-Nat?

Este vino por tener burbuja tiene que ser servido como se debe, en una flauta de Champagne entre 8° y 10°.

Abre la botella y ve como evoluciona el vino. Estos vinos son divertidos y sorprendentes, así que disfruta de la experiencia.

Los Pét-Nat son vinos fáciles de beber, así que no necesariamente requieren de acompañar una comida, es decir, los puedes consumir solos y entre amigos.

Los espumantes naturales no son filtrados así que remuévelo bien antes de servirlo.

Con seguridad encontrarás restos de sedimentos en el fondo de la botella, así que – dato interesante – sírvete tú la última copa, ese sedimento te proporcionará sabores más concentrados e intensos.

Estos vinos poseen un volumen de alcohol más bajo que los otros. Además no están sulfatados, en otras palabras a tomar sin moderación de manera responsable.

Mi último Pét-Nat lo tomé en la playa con amigos, un súper momento.

Ahora ya conocen las 5 razones que harán amar el Pét-Nat.

Podríamos concluir diciendo el Pét-Nat es un vino de moda, ecológico, responsable, divertido y sabroso. Todo lo que nos gusta.

Lo puedes conseguir en cualquier lado, razón por la cual te invito, si vas a tu tienda favorita a comprar un vino y vez una botella de vino cerrada con una cápsula, no dudes, COMPRALO y cuéntanos tu experiencia.

Si te gusto este artículo, no dudes en compartirlo.

Recuerda el vino se comparte y se disfruta entre amigos.

À votre santé

by:LB

Comparte en tus redes